Una de las cosas más difíciles de hacer es contar como eres, sobre todo porque normalmente tenemos una percepción de nosotros mismos totalmente diferente al resto de la humanidad, pero aun así voy a intentarlo.

Mi nombre es Carmen, la de los rizos de la foto. Ha sido bastante complicado encontrar una foto en la que sea la modelo, porque soy algo así como aquel hombre a una nariz pegado, pero en mi caso, mujer y con una cámara,pero he encontrado unaestá hecha en un taller de fotografía, en el que intenté aprender un montón.

Nací en Madrid hace bastante tiempo. Un tiempo en el que ha habido cosas mejores y cosas peores, pero siempre ha habido algo que me ha acompañado: mi cámara. En muchas ocasiones es lo que me ha permitido ver una realidad diferente, paralela, olvidarme del mundo y sentir!

Como sabéis la vida da muchas vueltas, y en unas de esas vueltas tuve clarísimo lo que no quería, así que decidí sentarme y pararme a pensar que era lo que realmente quería hacer, así que empecé a estudiar otra vez, pero en este caso fotografía.

La decisión no fue fácil y mucho menos volver a estudiar, o dejar una estabilidad económica, no lo es, pero como bien dice una amiga mía, si hicieses cosas fáciles no serías tú. Oyes muchas veces eso de "si deseas mucho una cosa seguro que se cumple", casi tanto como lo de "pero estás loca, a tu edad",  pero no es así, bueno, a lo mejor un poco loca sí. Es cierto que tienes que desear las cosas, pero para conseguirlas no vale solo con eso, tienes que trabajar, esforzarte, tener ganas de seguir aprendiendo cada día, sobre todo de las personas que te rodean y de las que gracias a la cámara puedo conocer. Me ayuda mucho en esta tarea, ser optimista, luchadora, positiva (casi siempre), y muy muy obstinada. Pero lo que más me ayuda es tener a mi lado una familia y amigos que me apoyan y me animan a seguir luchando cuando flaqueo, y no solo eso, hasta me dicen que les gusta lo que hago.

Cuando era pequeña, soñaba con tener algún día "ese algo tan especial" que tenían mis abuelos, saltaban chispas cuando estabas a su lado, era tan hermoso. Tengo la gran suerte de poder deciros que, aunque el camino ha estado lleno de obstáculos, ese sueño se está cumpliendo, y tengo "ese algo especial" con alguien realmente maravilloso, y que junto a mis dos grandes tesoros, Nuria y Sara, me hacen creer que soy capaz de cualquier cosa. Y otra de las cosas con las que soñaba, era con ser capaz de hacer sentir a otras personas lo que yo sentía cuando veía una foto, o escuchaba una canción, y como no sé cantar, pues aquí sigo, intentando que cuando mires una foto sonrías, llores, da igual, tan simple y complicado como que te emociones. No hay mayor satisfacción que cuando te dicen que les ha gustado lo que has hecho, que se han visto reflejados en tus fotos, Uau!!

Creo firmemente que cada momento es especial, no hace falta que sea una boda, bautizo, simplemente un día en el parque con los peques, con nuestras mascotas, un cumple, una tarde haciendo galletas, ese "algo" que nos hace sentir, emocionarnos, y que queremos recordar siempre, y que mejor forma que con una fotografía.

Bueno, ahora ya sabéis algo más de mi.

Besines y hasta pronto.

 

© Carmen Pajuelo Fotografía

28710 El Molar Madrid


Llamar

E-mail

Cómo llegar